presidencia de Hector.J. Campora

Cámpora asumió el 25 de mayo de 1973, dándose así por finalizado el período dictatorial de la autoproclamada Revolución Argentina. Acudieron al acto de investidura, entre otros, el entonces presidente socialista de Chile, Salvador Allende, y el de Cuba, Osvaldo Dorticós. En la tradicional Plaza de Mayo, se concentraron para recibirlo más de un millón de personas.

Ese día, Cámpora, custodiado a la par de cientos de seguidores, asumió la Presidencia y en su discurso inaugural dijo:

“Abrigo la esperanza de dar término a mis funciones acompañado por el afecto de mis compañeros y de mis amigos, y el respeto de mis adversarios. Sé que he de lograrlo, como ha sido hasta ahora, porque trataré, con honestidad, de hacer lo que el Pueblo quiere”

Héctor J. Cámpora (derecha) y Salvador Allende el 25 de mayo de 1973

Ese 25 de mayo de 1973, el caos también se apoderó de las calles: hubo dos muertos y varios heridos, entre varios desmanes públicos.

[editar] Liberación de Presos en Villa Devoto

Al caer la tarde del 25 de mayo rodeó la cárcel de Villa Devoto una multitud integrada por manifestantes que habían estado en la Plaza de Mayo, a los que sumaron familiares de los presos así como simpatizantes del Ejército Revolucionario del Pueblo que no habían estado en aquella plaza. A las 20 horas eran unas 30.000 personas y estaban también Abal Medina y varios diputados de distintos partidos políticos. El gobierno prefería promover la ley de amnistía que había prometido durante la campaña electoral más que recurrir al indulto y aparecer cediendo a una presión pero, sobre todo, quería evitar reprimir a los manifestantes.[6] A todo esto los presos políticos habían comenzado a controlar la cárcel. Abal Medina habló a la multitud tratando de calmarla reiterando la promesa de liberación y pidió, sin resultado, que se desconcentraran. Luego, desde los muros de la cárcel donde estaba detenido, les habló el dirigente del ERP Pedro Cazes Camarero pidiendo que no se fueran. A las 20:45 Cazes Camarero y Fredy Ernest, de Montoneros, hablaron con la multitud diciéndoles que habían dado 40 minutos de plazo a las autoridades para que dieran una definición, y a las 21 hs. Abal Medina les anunció que la liberación sería esa misma noche.

Mientras en la Casa Rosada se preparaba un decreto de indulto, en la cárcel se levantó un acta haciendo constar que los presos eran liberados “bajo responsabilidad” de los siete diputados allí presentes y los beneficiados comenzaron a salir del penal junto con buena parte de los presos comunes que aprovecharon la confusión reinante.[7] La liberación de presos políticos se realizó también en algunas cárceles del interior del país que vivieron la misma situación. La liberación incluyó presos políticos ubicados desde la extrema izquierda a la extrema derecha, pero por sobre todo miembros de organizaciones armadas condenados por jueces comunes y otros por la Cámara Federal en lo Penal (creada en 1971), por delitos tales como homicidios, atentados con explosivos, toma de comisarías y pueblos, etc. Algunos juristas consideraban a la Cámara Federal Penal una comisión especial de juzgamiento prohibida por la Constitución Nacional y la denominaban despectivamente “Camarón”[8]

Durante el gobierno de Cámpora y el de Perón sus miembros fueron perseguidos, y varios de ellos asesinados por aquellos presos liberados en esta amnistía. Posteriormente se dio a conocer el decreto de indulto que legalizaba las liberaciones y el 27 de mayo se sancionó la ley 20.508 que comprendía a los autores de delitos políticos así como “los cometidos con motivo o en ocasión de una huelga, un paro, ocupación de fábrica u otra medida de fuerza o para servir a estos”[9] y disponía que “en razón de la amnistía que se concede nadie podrá ser interrogado, investigado, citado a comparecer ni obligado a soportar ninguna molestia”[10]

Héctor J. Campora con la banda presidencial

[editar] Otros actos destacados de su presidencia

El 28 de mayo Argentina reanudó las relaciones diplomáticas con Cuba, cortadas por el gobierno militar, y comenzó a proveer a ese país de productos alimenticios e industriales para romper el bloqueo estadounidense.

Designó a José López Rega como ministro de Bienestar Social, Jorge Otero en el Ministerio de Trabajo, Esteban Righi como ministro del Interior y a Jorge Taiana en el Ministerio de Educación. Como Ministro de Economía nombró a José Ber Gelbard, presidente de la Confederación General Económica, que procuró establecer un pacto social entre la Confederación General del Trabajo, el empresariado nacional y el Estado, lo que incluía un aumento de salarios y el congelamiento de precios. Se retornó a los lineamientos económicos de los anteriores gobiernos de Perón, con una política nacionalista, estatista y distribucionista.

Su cercanía con la izquierda peronista lo enfrentó con la derecha partidaria, representada por lo general por los líderes sindicales. El 20 de junio de 1973, al regresar Perón al país, tiene lugar la llamada Masacre de Ezeiza, donde una emboscada de la derecha peronista desde el palco de honor,arremete contras las columnas que venian a recontrase con su lider.de dejando un saldo de 13 muertos y 365 heridos.[11]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s